¿Qué es la Biblia Hebrea?

La Biblia Hebrea o Tanach es la palabra de YeHoWáH transmitida a los Profetas de Israel y conservada por el Pueblo de Israel. La Biblia Hebrea contiene las instrucciones de YeHoWáH acerca de cómo vivir siendo un ser humano moral. La Biblia Hebrea consiste de 24 libros, todos los cuales fueron escritos bajo la instrucción divina por medio de profecía.

¿Tienen los Caraítas la misma Biblia que los Judíos Rabínicos?

Sí. ¡De hecho, todas las Biblias Hebreas impresas están directamente o indirectamente basadas en los Manuscritos de la Biblia "Ben Asher" que fueron producidas por escribas Caraítas en los siglos 9º-10º! Así que en realidad los Rabinos usan la Biblia Caraíta y no al contrario.

¿Por qué los Judíos llaman al Antiguo Testamento por varios nombres tales como "Tanach", "Mikra", "Biblia Hebrea", "Biblia Judía", "Katuv", "Escrituras"?

El nombre "Antiguo Testamento" es un término inventado por los Cristianos para deslegitimar la Biblia Hebrea e implica que en contraste con el "Nuevo Testamento" de la Cristiandad el "Antiguo Testamento" es anticuado y ya no es válido. Los Judíos fervorosos rechazan esta etiqueta y usan los nombres antiguos de la Biblia Hebrea. El nombre usado con más frecuencia es "Tanach" (o Tanakh) qué es un acrónimo de las tres secciones de la Biblia Hebrea: Torah (la Ley), Nevi'im (los Profetas), y Ketuvim Kedoshim (las Escrituras Santas). Los Judíos también se refieren a la Biblia Hebrea como "Mikrá" que simplemente significa "lo que se lee", este término funciona como el equivalente Hebreo de la palabra Biblia. El nombre Mikra viene del versículo: "Y leían en el libro, en la Torah de Dios... y entendían lo que se leía (Mikra)" (Neh 8,8). Debe hacerse notar que cuando los Judíos dicen la Biblia sin ninguna explicación adicional se están refiriendo exclusivamente a la Biblia Hebrea. En contraste, cuando los Cristianos dicen la Biblia quieren decir el "Antiguo Testamento" mas el llamado "Nuevo Testamento". Debido a esta confusión algunos Judíos prefieren los nombres Biblia Hebrea o la Biblia Judía para referirse al Tanach. ¡Debe hacerse notar que 2 libros (Esdras y Daniel) de la "Biblia Hebrea" contienen grandes secciones escritas en Arameo! Debido a esto, algunos prefieren el término la "Biblia Judía". La Biblia Hebrea también es llamada "HaKatuv" que significa "lo que está escrito" y este término es equivalente a la término "Escritura" o "Escrituras".

¿Por qué constan de 39 libros las Traducciones de las Escrituras Hebreas en la Biblia Cristiana y sólo de 24 Libros la Biblia de los Judíos?

El cómputo de 24 libros en las Biblias Hebreas es el resultado de la división de los libros en los antiguos manuscritos Hebreos. En contraste, el cómputo de los libros de muchas Biblias Cristianas está basado en la división de los libros empleada en la "Septuaginta" (la Traducción griega de la Biblia). Ambos sistemas tienen los mismos libros pero simplemente los dividen de modo diferente. Una de las razones para que haya esta diferencia es que algunos de los 24 libros realmente no son un solo libro sino una colección de libros. Por ejemplo, uno de los libros en la Biblia Hebrea tiene un libro llamado Trei Asar ("Los Doce") [también llamado los "Doce Profetas" Menores debido al tamaño relativamente pequeño de cada uno de los libros] que consiste en 12 obras individuales, cada uno representando las escrituras de un solo profeta. La Septuaginta (y las traducciones españolas) cuentan "Los Doce" como 12 libros individuales en lugar de un solo libro grande.

Otra razón para que la Septuaginta (y las diferentes versiones Españolas) cuenten más de 24 libros es que dividen algunos de los libros más grandes en 2 libros separados: 1Reyes y 2Reyes (en Hebreo: Melajim I & II). 1Crónicas y 2Crónicas (en Hebreo: Divrei Hayamim I & II); 1Samuel y 2Samuel (en Hebreo: Shmuel I & II); Esdras y Nehemías (o en latín 1Esdras y 2Esdras) (en Hebreo: Ezrá o Ezra-Nejemiá). Desde entonces las ayudas de la Biblia tales como concordancias y léxicos han adoptado las divisiones de la Septuaginta que ha llegado a ser universalmente aceptada para citar versículos usando sus divisiones.

¿Quién hizo las divisiones en Capítulos y Versículos de la Biblia?

En los manuscritos Hebreos más tempranos la Biblia estaba dividida en versos, pero los versos no estaban numerados y no había ninguna división en capítulos. Las divisiones en Capítulos fueron agregadas en las Biblias Cristianas por el Arzobispo Inglés Stephen Langton en el siglo 13. Al principio, los Judíos no aceptaron estas divisiones artificiales, más bien continuaron la antigua práctica de referirse a un pasaje Bíblico citando las primeras palabras del verso. Más tarde, solo obligados por las autoridades Cristianas los Judíos adoptaron las divisiones Cristianas en capítulos para el uso en debates religiosos. Los Judíos fueron compelidos a encontrar un método para citar versículos que fuera comprensible para sus opresores Cristianos.

El sistema de numeración por versículos fue adoptado aún más tarde y como resultado las diferentes Biblias tienen, hasta el día de hoy, diferentes sistemas de numeración de versículos. El sistema de numeración de versículos en las Biblias Hebreas a veces no concuerda con las Biblias Cristianas en uno o más versículos. Una causa común para esto es que estas Biblias no cuentan los versos introductorios en el sistema de numeración, mientras que el sistema Hebreo lo hace. Por ejemplo, el verso 1º del Salmos 20 en Hebreo, no lo cuentan en estas otras Biblias como un verso, si no que lo consideran como un "título supernumerario". Como resultado Salmo 20,2 en Hebreo es Salmo 20,1 en estas otras Biblias. Ningún sistema de enumeración es "correcto" o "mejor" ya que los dos son sistemas arbitrarios usados por conveniencia sin importancia religiosa alguna. Aunque la enumeración de los versos en la Biblia Hebrea es una innovación tardía, la división real en versos (sin numerar) es una parte original del texto que se remonta al tiempo de los profetas.

Debe hacerse notar que en muchos casos la división Cristiana de los capítulos denota un esfuerzo intencionado por adulterar el significado del texto Bíblico dividiéndolo incorrectamente, a menudo por claras razones teológicas. Por ejemplo, en el Relato original de la Creación todo el relato se encamina al 7 día de descanso, proporcionándonos una explicación del origen del día Sabático. ¡Sin embargo, según la división Cristiana de la historia, el descanso de Dios en el Séptimo Día es el comienzo de un nuevo capítulo y es por consiguiente un evento independiente, en ningún modo relacionado con los 6 días de la creación! ¡Cabe una pequeña duda en cuanto a que la división Cristiana del capítulo quite el 7° día de descanso del Relato de la Creación para justificar la práctica de observar el Shabbát en el 1er día de la semana y no el 7º!

¿Qué decir sobre las divisiones de la Torah en Parashot usadas en las Sinagogas Judías?

En las sinagogas Rabínicas se lee todas las semanas una "Parashah" (Porción de la Torah) para que en el curso de un año se haya leído toda la Torah en la sinagoga. Este "ciclo" anual que divide la Torah en 54 porciones no es una división original de la Torah y sólo se inventó con propósito de la lectura anual. De hecho, otros variados sistemas de división de la Torah para su lectura en la Sinagoga han existido durante años. Uno de los primeros sistemas, usado por los Rabanitas y los Caraítas, dividía la Torah en más de 150 porciones. En este sistema la Torah era leída en la Sinagoga a lo largo de un periodo de aproximadamente 3 años. Otro sistema, usado por los Caraítas en el 8º siglo, dividía la Torah para que fuera leída en la Sinagoga dos veces por año. Todos estos sistemas son divisiones arbitrarias creadas para el uso en la Sinagoga, no comprometen las divisiones originales de la Torah y no tienen importancia religiosa.

Hasta el siglo 15 muchos Caraítas leían la Torah en la Sinagoga según el ciclo anual usado en las sinagogas Rabínicas, aunque la lectura comenzaba en el Primer Mes (Nissan). En contraste, los Rabanitas empiezan el ciclo de lectura anual en el Séptimo Mes (Tishrei), basado en su erróneo entender de Yom Teruah como el principio del año. En el siglo 15, bajo la influencia de la familia Rabanizante Baschyatchi, muchos Caraítas adoptaron la practica Rabínica de empezar la lectura anual de la Torah en el Séptimo Mes (Tishrei), y esta desencaminada costumbre Rabínica continúa siendo practicada en muchas Sinagogas Caraítas hasta el día de hoy.

Traducido por Baruj Prieto