Un mito Rabínico bien conocido asegura que los Caraítas cuelgan sus Tzitzit (trenzas) en la pared en lugar de llevarlos puestos. Esto es absolutamente falso. Hablando sobre los Tzitzit la Biblia declara "Llevaréis esas trenzas para que cuando lo veáis os acordéis de todos los Mitzvot de YHWH" (Nu 15,39). Los Rabinos asumen que los Caraítas toman este versículo "literalmente" y ya que una persona puede VER los Tzitzit colgando en la pared no hay ninguna necesidad de llevarlos puestos.?

Hay dos problemas con esta suposición Rabínica. El primero es que los Caraítas no toman el Tanach literalmente, mas bien afirman que cada interpretación sea, cual fuere su origen, debe ser sometida a un personal escrutinio. El segundo problema es que el mito Rabínico interpreta Nu 15,39 fuera de contexto. Mientras que sacar algo de contexto es típico en la interpretación Rabínica, resulta inaceptable para el comentarista Caraíta. Una mirada detallada al pasaje de Nu 15,37-41 muestra que el mandamiento sobre los Tzitzit sólo se aplica a su uso como vestimenta, como el pasaje declara específicamente "que se hagan unos Tzitzit en los bordes de sus vestidos" (Nu 15,38).

El término Bíblico Hebreo para los vestidos (BeGeD) relaciona a algo que se porta como vestido y por consiguiente resulta absurdo asumir que el mandamiento puede cumplirse de cualquier otro modo distinto a llevar ropa que tenga Tzitzit. Además, Dt 22,12 afirma específicamente que los Tzitzit se colocarán "en las cuatro puntas del manto con que te cubras".

El motivo para esta mentira es bastante interesante. ¿Por qué habrían de calumniar los Rabinos la práctica Caraíta de los Tzitzit? La respuesta es que la Torah ordena que la ropa con que te cubras tenga, en cada una de las cuatro esquinas, unas trenzas con un cordón azul (Tekhelet) (Nu 15,38). Mientras los Caraítas llevan fielmente a cabo esta práctica poniendo un cordón azul en sus Tzitzit, los Rabanitas ignoran este mandamiento usando solo cordones blancos.

Los razón de los Rabanitas para abandonar el mandamiento de colocar un cordón azul en el Tzitzit es que el tinte necesario para el azul ha llegado a ser desconocido. Sin embargo, los Caraítas señalan que la Torah no declara qué tinte debe usarse para hacer los cordones azules. Cualquier tinte que produzca el color azul es suficiente.

Los cordones del Tzitzit deben ser atados como una cadena y anudados en las cuatro esquinas del vestido. Esto está ordenado en Dt 22,12 qué afirma "Te harás trenzas [Gedilim, cf.1Ki 7,17] en las cuatro puntas del manto con que te cubras". La cadena trenzada puede hacerse de muy diversas maneras y no tiene que ser hecha al modo Rabínico (los Caraítas de hoy hacen los nudos de una manera ligeramente diferente a la de los Rabanitas). Lo importante es que tengan la apariencia de eslabones de una cadena (Gedilim) y que incluyan una cuerda azul por lo menos. La propia palabra Tzitzit significa literalmente "trenza, pliegue" como en el versículo "y me tomó por las trenzas de mi cabeza" (Eze 8:3). Por tanto el diseño del Tzitzit debe ser como el de una trenza de pelo, que es el mismo diseño de los eslabones en una cadena.

Pasajes bíblicos que mencionan los Tzitzit:

Nu 15,37-41 "YHWH habló a Moisés y le dijo: "Habla a los hijos de Israel y diles que se hagan unos Tzitzit en los bordes de sus vestidos, por sus generaciones; y pongan en cada Tzitzit de los bordes un cordón de azul. Llevaréis esos Tzitzit para que cuando lo veáis os acordéis de todos los mandamientos de YHWH. Así los pondréis por obra y no seguiréis los apetitos de vuestro corazón y de vuestros ojos, que han hecho que os prostituyáis. Así os acordaréis y cumpliréis todos mis mandamientos, para que seáis santos ante vuestro Dios. Yo soy YHWH, vuestro Dios, que os saqué de la tierra de Egipto para ser vuestro Dios. Yo, YHWH, vuestro Dios".

Dt 22,12 "Te harás trenzas en las cuatro puntas del manto con que te cubras".