Quizás ningún otro problema entre los Rabanitas y los Caraítas se haya discutido tan acaloradamente como el del permiso de hacer fuego en Shabbat. Los Caraítas han mantenido siempre que ningún fuego debía arder en Shabbat. Mientras los Rabanitas creen que un fuego puede arder en Shabbat si se ha encendido antes del comienzo del Shabbat. El debate es en torno al versículo siguiente de la Torah: “No encenderéis (de la raíz Hebrea: Bi'er; בער ) fuego en ninguna de vuestras casas en sábado (Éxodo 35:3).

La raíz verbal Hebrea Bi'er,*1 traducida anteriormente como encenderéis, de hecho tiene un significado mucho más amplio que el traducido al Español. Según el Diccionario Enciclopédico PLANETA AGOSTINI del Idioma Español, el verbo Español encender significa "Originar luz o fuego en algo. Prender fuego, incendiar, quemar, causar ardor". En otros términos, el verbo Español para encender sólo denota el primer acto de empezar un fuego. Una vez el fuego ha prendido y arde solo, ya no se dice que el creador del fuego está encendiéndolo. En contraste, el verbo Hebreo Bi'er significa ambas cosas, el acto original de prender el fuego y cualquier otro que como resultado suponga la combustión.

Para estar seguro del limitado significado del verbo Español "encender" un fuego con respecto al más amplio sentido del verbo Hebreo Bi'er, vamos a ver como es usado en algunos versículos, por ejemplo: "Los hijos recogen la leña, los padres encienden el fuego..." (Jeremías 7:18). Aquí, a diferencia del termino Español, el verbo Hebreo Bi'er tiene un significado más amplio que también implica no solo el prender el fuego sino también el mantenerlo encendido. El significado del verbo Hebreo Bi'er puede verse más claramente en Jueces 15:4-5, dónde leemos acerca de la destrucción que Sansón hizo en los campos de los Filisteos:

"Fue Sansón y cazó trescientos zorros, tomó antorchas, juntó cola con cola y puso una antorcha entre cada dos colas. Después, encendiendo (Bi'er) las antorchas, soltó los zorros en los sembrados de los filisteos y quemó las mieses amontonadas y en pie, y las viñas y olivares. *2

Aquí vemos que Sansón encendió antorchas que fueron llevadas por los zorros en los campos Filisteos. Estas antorchas quemaron los campos que a su vez quemaron los olivares. Se dice que el propio Sansón ha "prendido/quemado/incendiado" (del verbo Bi'er) los campos y los olivares, aunque todo lo que hizo fue prender las antorchas y soltar los zorros en los campos. Por tanto, vemos que el verbo Hebreo Bi'er se aplica a aquello que causa indirectamente el fuego/la combustión, aun cuando el originador del fuego ya no tenga control sobre el mismo. Hagamos énfasis en la diferencia, en Hebreo cuando una persona enciende un artículo A, el cuál a su vez prende un artículo B que a su vez enciende un artículo C, se dice que el originador del fuego ha "prendido/quemado/incendiado" cada uno de los tres artículos.

Esta manera de comprender el término resulta también evidente en otras partes de la Biblia Hebrea. Hay un mandamiento por ejemplo, en Éxodo, que dice: "Cuando se prenda fuego, y al quemar espinos se quema también mieses amontonadas o en pie, o un campo, el que encendió (Bi'er) el fuego pagará lo quemado."(Éxodo 22:6) *3 La frase "el que encendió el fuego" es la traducción de una sola palabra Hebrea Hamav'ir *4 que deriva de la raíz Bi'er - la misma palabra usada en la prohibición Sabática. A partir de este pasaje vemos que la raíz del verbo Bi'er tiene un significado más amplio que el simple acto de empezar un fuego. Así, cuando se enciende un fuego y ese fuego quema espinas que a su vez queman un campo entonces se considera que el encendedor original del fuego ha sido el causante de la quema del campo y es legalmente responsable debiendo pagar todo daño originado por ese fuego.

El ejemplo de Sansón (Jueces 15:4-5) y el pasaje con respecto a la quema de fuegos en los campos (Éxodo 22:6) demuestra que según las leyes de la Biblia aquel que prende un fuego es responsable de todos los daños originados por el fuego hasta que deje de arder. Del mismo modo, si alguien enciende un fuego antes del ocaso el viernes por la tarde y quema en Sabát, esa persona es considerada responsable por la quema de esa llama en Sabát, sin tener en cuenta cuando fue prendido el fuego. Ya que el verbo Bi'er (בער) se usa en la prohibición de hacer fuego en Sabát (Éxodo 35:3), del mismo modo que en estos pasajes, uno debe concluir que hacer que una llama arda en Shabbat no está permitido. Por esta razón, uno podría traducir Éxodo 35:3 como, “No haréis que arda (de Bi'er; ) un fuego en ninguna de vuestras casas en Sábado".

A la inversa, el Judaísmo Rabínico enseña que se nos ordena que encendamos una llama bajo la forma de Velas de Shabbat todas las noches del viernes. Para ese propósito, ellos dicen la bendición siguiente: “Bendito eres Tú, Eterno, Soberano del universo, que nos ha santificado con Sus mandamientos y nos ha ordenado encender la candela de Shabat.” debe hacerse notar que en ninguna parte de la Torah escrita, o incluso de la Torah Oral Rabínica, se ordena encender velas de Shabbat. Algunas fuentes Rabínicas y Académicas incluso afirman que el propósito de encender las Velas de Shabbat y decir su bendición es molestar a los Caraítas en relación a este asunto. No puede haber ninguna duda de que esto es un añadido a la ley y como tal es una violación de Deuteronomio 4:2. Esto no es aceptable para aquéllos que desean guardar los mandamientos expresados en la Torah. *5

_____________________________________________________________________________________________________________

*1 El verbo Hebreo Bi'er aparece en Exo. 35:3 en su forma Pi'el. La forma Pi'el del verbo es la que los lingüistas llaman tiempo “causativo”. El tiempo “causativo” es único en las lenguas Semíticas, y no tiene equivalencia en Ingles ni Castellano. En consecuencia aveces se ha traducido por “encender” y otras veces por quemar y similares dependiendo de la traducción que usemos. 

*2 Reina Valera Actualizada: “Sansón se fue, atrapó 300 zorras, tomó teas, y atando las zorras por las colas, puso una tea entre cada dos colas. Después prendió (de Bi'er) fuego a las teas, soltó las zorras en los trigales de los filisteos, y quemó las gavillas y la mies por segar, y hasta las viñas y los olivares”.

Reina Valera del 95: “Fue Sansón y cazó trescientas zorras, tomó antorchas, juntó cola con cola y puso una antorcha entre cada dos colas. Después, encendiendo (de Bi'er) las antorchas, soltó las zorras en los sembrados de los filisteos y quemó las mieses amontonadas y en pie, y las viñas y olivares”.

*3 Reina Valera Actualizada: “Cuando un fuego se extienda y halle espinos, y sean destruidas las gavillas o la mies o un campo, el que prendió (de Bi'er) el fuego, sin falta pagará el daño del incendio”. 

La Biblia de Las Américas: “Si estalla un incendio y se extiende a los espinos, de modo que las mieses, amontonadas o en pie, o el campo mismo se consuman, el que encendió (de Bi'er) el fuego ciertamente hará restitución”.

*4 En este versículo se usa la forma Hiph'il del verbo. Esta forma tiene también un sentido causal. 

*5 El entender que la “Bendición de las velas de Shabbat” es una manifiesta violación de la Torah permanece incluso si uno está en desacuerdo con el análisis que hacen los Caraítas sobre la prohibición de encender fuego en Shabbat. A esta practica es a la que se refiere Isaías cuando dice: “... un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado” (Isaías 29:13). 

Traducido por: Baruj Prieto