Mientras la exégesis Caraíta se mantiene fiel al texto Bíblico en busca del significado que habría sido claro para aquéllos que recibieron la Torah, la exégesis Rabanita sostiene que son santas las opiniones y decisiones de sus Sabios, incluso cuando esas opiniones se aparten de la norma Bíblica. Los Caraítas creen que la propia Biblia Hebrea es la expresión completa del Dios de Israel. Como vimos en los ejemplos de exégesis Caraíta con respecto a Tefillin, la fijación de las Fiestas Bíblicas, y la observancia de Succot, una búsqueda diligente a lo largo del Tanach resulta necesaria antes de sacar cualquier conclusión en las interpretaciones de los mandamientos. Incluso después de una búsqueda diligente, puede estar faltándonos la evidencia Bíblica para sacar una conclusión convincente. A causa de las diversas calamidades sufridas por los Israelitas a lo largo de la historia, hemos perdido el llano significado del texto. Sin embargo, esta búsqueda resulta necesaria para aquéllos que buscan seguir cumpliendo con los mandamientos expresados en la Torah. Esto es lo que significa la frase de Anan, “Escudriña la escritura ...” En términos sencillos este es el principal argumento del Caraísmo.

Traducido por: Baruj Prieto