Permíteme asegurarte que hay UN SOLO DIOS, UN SOLO CREADOR, UN SOLO SALVADOR, UN SOLO SEÑOR DEL UNIVERSO, y EL SOLO es Dios. Este único y exclusivo Dios y Salvador tiene UN SOLO NOMBRE que El mismo nos ha revelado por medio de las Sagradas Escrituras. Ese único Nombre no es “Dios” ni “Señor” ni “Eterno,” ni mucho menos “Alá” ni “Jashém,” ni ningún nombre de alguna otra deidad habida o por haber.

Su Nombre único es יְהֹוָה (IEJOWÁ). Éxodo 3:15 dice:

“Además dijo Dios a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: IEJOWÁ [יְהֹוָה en hebreo], el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Éste es mi nombre para siempre; con él se me recordará por todos los siglos.”

En Isaías 42:8 Dios dice:

“Yo IEJOWÁ (יְהֹוָה); éste es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas.”

Dios nos ha dicho cómo se llama, para que le podamos invocar en juramentos, oraciones, proclamaciones, alabanzas y bendiciones. De otra manera no le podríamos invocar ni rogar que perdone nuestros pecados, que nos ayude y nos bendiga. Isaías 43:22, “No me invocaste a mí, oh Jacob, sino que de mí te cansaste, oh Israel.” Cuando su pueblo dejó de invocar su Nombre, dejó de pedir su protección. Pero IEJOWÁ es el único que nos socorre en las tribulaciones, es el único que nos salva de la muerte y nos alivia de todo mal. Salmos 124:8 - “Nuestro socorro está en el nombre de IEJOWÁ, que hizo el cielo y la tierra.” Solo El nos puede salvar de la destrucción. No hay otro dios, ni otro salvador fuera de IEJOWÁ. En Isaías 43:11 Dios dice:

“Yo, yo IEJOWÁ, y fuera de mí no hay quien salve.”

Es de suma importancia conocer el nombre del Dios de la Biblia, ¡porque de El depende tu vida y tu salud! En Salmos 91:14 Él nos dice:

“Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.”

Prov. 18:10-“Torre fuerte es el nombre de IEJOWÁ; a él correrá el justo, y será levantado.”Amigo, si quieres conocer y acercarte al Dios de los cielos, si te quieres sentir seguro en medio de las tormentas de la vida, busca a IEJOWÁ, y aprende a invocarle de todo corazón. El te hará conocerle; él estará contigo y te consolará. Mira lo que ha dicho por medio del profeta:

“El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de IEJOWÁ. Y todo aquel que invocare el nombre de IEJOWÁ será salvo; porque en el monte de Sion y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho IEJOWÁ, y entre el remanente al cual él habrá llamado.”(Joel 2:31 y 32)

Daniel ben Immanuel (Derechos Reservados © 2012)


Si deseas conocer más sobre este tema, escríbele a: caraita@caraitas.org