"He aquí, vienen días, dice YHVH, en que levantaré a David un renuevo justo; y Él reinará como rey, actuará sabiamente, y practicará el derecho y la justicia en la tierra. En sus días (¡no a su "segunda venida",sino en su vida natural!) será salvo Judá, e Israel morará seguro; y éste es su nombre por el cual será llamado: "EL SEÑOR, JUSTICIA nuestra." Jeremías 23:5-6.

Jesús no era descendiente de David; él fue engendrado por un espíritu "no identificado" (Mateo 1:18). ¡El origen de su madre era desconocido e irrelevante, ya que la descendencia se traza a través del padre! (vea Mateo 1, Lucas 3, Primera de Crónicas 1, etc.) ¡Él nunca reinó como rey, ni tuvo descendencia! Fue asesinado por los Romanos opresores de su pueblo. ¡NO ejecutó "justicia", sino que él mismo fue ejecutado! Judá NO fue liberado en sus días. ¡Judá fue sometido y saqueado en sus días! ¡Israel NO moró en seguridad en sus días, sino que fue arrojado al destierro! ¡Su nombre NO era "YHVH es nuestra Justicia" sino "Jesús" porque él habría salvado a su pueblo de sus pecados (Mateo 1:21), ¡¡LO CUAL NO CUMPLIÓ!!

La identidad del verdadero Mesías se establecerá por sus logros, y no habrá necesidad de millones de misioneros y misiones para convencer a la humanidad de que él es realmente el mesías. ¡Sus actos hablarán por sí mismos!

¡PIENSE EN ELLO!

Por Mordecai Alfandari

Traducido por Baruj Prieto