“¿Hará acaso el hombre dioses para sí? Mas ellos no son dios” Jeremías 16:20.

Lo que la literatura misionera cristiana trata no tiene nada que ver con el asunto que nos atañe. El verdadero problema para el sincero buscador de la verdad hoy en día, enfrentado con las exigencias en conflicto de la religión organizada no es si Jesús o algún otro “cumplió” esta o aquella escritura, si fue o no un “mesías” , si va a volver de nuevo o si ya volvió en el año 70 D.C. etc. etc.. El hecho de que el creyente de la Cristiandad se encuentre desesperadamente dividido en bandos opuestos de: Unitarios; Trinitarios; Fundamentalistas; Liberales; Mormones; “Testigos”; Católicos; Protestantes; Ortodoxos; Monofisitas; Guardadores del Primer Día; Guardadores del Séptimo Día; Cuáqueros; los Bailantes; Tembladores; bautistas de niños; bautizadores de adultos; Nombres Sagrados y un largo etc. hasta el infinito, demuestra que el Cristianismo en general NO tiene una clara idea de qué trata la biblia. El real, el candente problema para cada creyente en un Divino Creador y Rey del universo es si está pecando y TRAICIONANDO al ÚNICO y Supremo Rey cuando reza a Jesús o en su nombre o en el de cualquier otro ser, mítico o real, sea como fuere. Las verdaderas Escrituras (hebreas) son claras en este asunto: “Amarás a YHVH, tu Dios, con TODO tu corazón, con TODA tu alma y con TODAS tus fuerzas” Deuteronomio 6:5. Este mandamiento está sumamente claro. YHVH (como Él se identifica a sí mismo) el Creador y el Rey exige el 100% de nuestro amor y devoción. NO RESTA NADA para CUALQUIER otra persona, divina, semi-divina, o humana que afirme, ser divina! ¡Así, cuando alguien dice que ama a Jesús o Krisna, está TRAICIONANDO a YHVH su Creador y Redentor! YHVH dice: “¡Yo, YHVH, este es Mi Nombre! A ningún otro daré Mi gloria, ni a los ídolos Mi alabanza!.” Isaías 42:8 Un ídolo necesariamente no es una imagen tallada. ¡También puede ser una imagen mental! (vea Ezekiel 14:3). Puede ser un dios imaginario distinto a YHVH. Escucha la Palabra de YHVH!: ”Yo, yo soy YHVH, y fuera de mí no hay quien salve!” Isaías 43:11.

¡Lo que significa que cuando alguien “acepta” a Jesús como su salvador, está traicionando y está DESAFIANDO a YHVH, el ÚNICO Verdadero Salvador!

Incluso en el llamado “nuevo testamento” Greco-romano, Jesús se refiere al “Padre” (no se le menciona, pero asumimos que se refiere a YHVH) como al “ÚNICO DIOS” VERDADERO (Juan 17:3), y a sus seguidores (aquellos que creen EN él, pero desgraciadamente no le creen) se les invita a orar al “Padre”, santificar el Nombre del “Padre” y a hacer la Voluntad del “Padre”. (Mateo 6:9-10). Por tanto, es lógico que ya que YHVH, el Padre (¡no de Jesús, sino de TODA la humanidad!) es el único Dios verdadero, a los Cristianos se les prohiba servir, conocer o adorar a ningún otro además de al “Padre”, del cual Jesús generosamente reconoce que es “mayor que Yo” (Juan 14:28).

Dejando de lado la misteriosa confusión de la teología del “nuevo testamento”, volvamos a la Verdadera Palabra de YHVH! ”¡No tendrás NINGÚN OTRO dios delante de mí!.” Éxodo 20:3. “¡Guardad todo lo que os he dicho. No invocaréis el nombre de otros dioses ni los mencionará vuestra boca!.” Éxodo 23:13.

Esto significa: ¡ningún Jesús; ningún Buda; ningún baal; ningún Krisnaninguna Virgen María; ningún santo; ningún “encarnado” en nuestros días!

David dice: “¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? Y fuera de ti NADA deseo en la tierra.” Salmo 73:25. ¡Esto significa que SOLO YHVH es Deseado en el cielo Y en la tierra, y que no necesitamos a ningún otro, no debemos tener ningún otro!

¡Así que, ÉSTE es EL problema, estimado amigo! ¿podemos ser fieles y obedientes a Nuestro Padre, YHVH, y aún así servir a otro además de a Él? ¡La respuesta, es, NO! ¡Tu no puedes servir a YHVH y a baal (el señor) !Debes escoger definitivamente!

“YHVH, DIOS NUESTRO, otros señores fuera de ti se han enseñoreado de nosotros; pero nosotros nos acordaremos de TU NOMBRE, SOLAMENTE DEL TUYO.” Isaías 26:13.

¿TE UNIRAS HOY A NOSOTROS EN EL CULTO EXCLUSIVO A YHVH? ¡LOS “TEXTO PRUEBA” FORZADOS NO HACEN UN “MESIAS”, MIENTRAS QUE LA REALIDAD PRUEBA QUE LO CONTRARIO ES CIERTO!

Por: Mordecai Alfandari