"¡Así quitarás el mal de en medio de ti.!" Deuteronomio 13:6; 17:7; 19:9; 21:21; 22:21; 24:7.

"¡Pero yo os digo: No resistáis al que es MALO!" Mateo 5:39.

"¡NO entregarás a su señor el siervo que huye... !" Deuteronomio 23:16.

"¡Esclavos, obedeced a vuestros amos terrenales con temor y temblor!" Efesios 6:5.

Mientras las Escrituras hebreas nos ordenan luchar y eliminar el mal y la injusticia, el Cristianismo pretende que aceptemos pasivamente el mal como algo no digno de nuestros esfuerzos. ¡Se supone que los Cristianos no han de luchar contra la maldad humana, contra la perversidad que el hombre inflinge a otros humanos! ¡Tan sólo están interesados en combatir algúnos imaginarios poderes demoníacos de la oscuridad y la maldad del mundo "espiritual" (no material)! (Efesios 6:12).

Afortunadamente, la mayoría de los Cristianos no toman su religión muy en serio, Si lo hicieran, Hitler todavía estaría gobernando la mitad del mundo, los negros americanos todavía serían esclavos, los asesinos y maníacos estarían paseando libres por las calles, no habría ningún judgado ni vigilancia, los Estados Unidos serían una colonia británica y las dolencias y enfermedades estarían fuera de control (el Nuevo Testamento cree en la expulsión de los diablos, no en sanar las enfermedades físicas!).

Mientras las Escrituras hebreas proclaman que YHVH es rey de ESTE mundo FÍSICO y REAL, así como del reino celestial, (1Crónicas 29:11-12), el dios de la Cristiandad afirma que su reino no es de este mundo REAL sino de otro mundo espiritual, de cuento de hadas más allá del arco iris. Mientras el Redentor Prometido de la Escritura Hebrea ha de juzgar justamente, matar al malo, eliminar las heridas y la destrucción, llenar la tierra del conocimiento de YHVH (Isaías 11), el redentor "cristiano" llegó a ser asesinado por el malo, resucitar y reinar en algún invisible mundo espiritual, mientras este mundo continúa siendo asolado y arruinado por la guerra, la enfermedad, el odio, superstición e idolatría.

¡Es por eso precisamente por lo que la Cristiandad no tiene ningún mensaje válido para la humanidad de hoy o de cualquier otro tiempo! El mal es real y debe ser combatido con métodos reales. El hombre no tiene ninguna necesidad de renacer "espiritualmente" creyendo en un mítico salvador humano-divino que está sentado en el cielo. ¡El hombre tiene necesidad de una vida mejor, libre de injusticia, odio y violencia en este mundo REAL!

Estimado Lector, YHVH, el Santo de Israel es un CREADOR y REY REAL. Su reino será REAL y TANGIBLE, no un reino de ensueño.

¡Si desea conocer la VERDAD, luche por la verdad, luche por una SALVACIÓN REAL para TODOS los hombres y no por una salvación "mítica" para los "elegidos", para los creyentes en un imaginario salvador humano-divino. VENGA y BUSQUE ahora a YHVH en Sus Verdaderas Escrituras Hebreas, antes de que sea demasiado tarde! ¡ENFRENTE LA REALIDAD!

Por: M. ALFANDARI

Traducido por Baruj Prieto